Mariano, como Nerón, toca la lira

Vestido para la ocasión, el megalómano Nerón, viendo cómo Roma ardía, cantaba y tocaba la lira. Se construyó su Domus Aurea (la Casa de Oro), un palacio de proporciones desmedidas y de gran lujo, que ocupó parte del centro de la ciudad.
Por desgracia, muchas veces las cosas tienen que arder para que de sus cenizas resurja algo bueno, similar a lo que nos cuenta la leyenda del Ave Fénix. El Ave Fénix o Phoenicopterus, como lo conocían los griegos, es un ave mitológica del tamaño de un águila, de plumaje rojo, anaranjado y amarillo incandescente, de fuerte pico y garras. Se trataba de un ave fabulosa que se consumía por acción del fuego cada 500 años, y un ave nuevo y joven surgía de sus cenizas.

Extrapolémoslo a lo que está ocurriendo en España en nuestros días, aunque no quisiera en ningún momento que ustedes me tachen de catastrofista o sensacionalista, y que tampoco tengamos que esperar 500 años para cambiar todo esto.

No hace falta recordarles que la Unión Soviética desapareció y que el socialismo y el comunismo son unas antiguallas defendidas en China, Corea del Norte, Cuba y algunos residuos que incomprensiblemente, todavía, apoyan y votan esas ideas aquí. No se nos puede olvidar el paso de D. Felipe González con sus 100 años de honradez. Hay una cosa que tenemos que tener muy clara y que riza el rizo del socialismo; José Luis Rodríguez Zapatero ha sido sin lugar a dudas el peor Presidente de Gobierno de toda la historia de la democracia española y no exageraría mucho si dijera, el peor presidente de la Historia de España.

Con lo anteriormente expuesto, me pregunto todos los días, ¿para qué los españoles echaron a la oposición a los socialistas y le entregaron la confianza con una mayoría absoluta a Mariano Rajoy? El pueblo lo votó a usted señor Rajoy, para que nos sacara del pozo sin fondo que nos había llevado el señor Rodríguez Zapatero. Don Mariano, los españoles le dieron su apoyo para que nos sacara del atolladero, no para que nos esté enterrando más.

Mariano: Los principios, ideas y valores han desaparecido.

Mariano: Engaña a los ciudadanos todos los días unas pocas de veces.

Mariano: Se está rodeando usted no de los más preparados, sino de los más inútiles, palmeros que le ríen las gracias, pelotas, quita caspas, limpia babas y sí-buanas.

Mariano: No ayuda a la credibilidad de la clase política.

Mariano: No hay democracia en los partidos.

Mariano: Olvidó a las víctimas del terrorismo.

Mariano: Mantiene la democracia del dedo, no la de los más válidos y capacitados.

Mariano: Nuestro pueblo sale de emigrante.

Mariano: Crece la pobreza.

Mariano: La corrupción institucional campa por todos los sitios y aumenta (según lo publicado en prensa).

Mariano: La economía va muy mal por mucho que la decoren sus medios de comunicación.

Mariano: Mantiene el blindaje de la casta, no quita el aforamiento de los cargos públicos.

Mariano: La democracia verdadera tiene tres poderes. Ahora, sólo uno.

Mariano: Falla en Asuntos Exteriores. Permite que se rían de nosotros en todo el mundo.

Mariano: 19 sanidades, 19 justicias, 19 educaciones.

(19 porque en España hay 17 Comunidades Autónomas más 2 Ciudades Autónomas; total, 19 Autonomías).

Mariano: 19 PP distintos y distantes; y con el nacional, 20.

Mariano: Ninguna ley de las que aprueba es cumplida por los independentistas.

Mariano: Pagan el pato de los derroches de la casta los pensionistas, mileuristas, los más débiles y necesitados.

Mariano: Se rodea de asesores parásitos que nos llevan a la ruina con Nación en CC.AA., Diputaciones, Mancomunidades, Veguerías, Ayuntamientos.

Mariano: Continúan los derroches en gastos, coches oficiales, asesores, regalos, etc.

Mariano. Cobardea en tablas con los independentistas y con los enemigos de España.

Mariano: Mientras el pueblo se arruina, se subvencionan a partidos políticos, sindicatos, patronales, fundaciones, etc. (Que lo paguen sus afiliados)

Mariano: No trata a la prensa como profesionales libres que tienen que informar a los ciudadanos.

Mariano: No nos informa, se queda mudo.

Mariano: Podía estar dos años escribiendo cosas aquí y los ciudadanos a lo mejor hasta lo multiplicarían por 10, pero no quiero cansar a nadie.

Mariano: Para esto el pueblo no le ha votado. ¿Contribuye a cargarse el Estado de Bienestar por un “Estado de Mendicidad”?

Me despido con el título con el que comencé: “Mariano, como Nerón, toca la lira”.

Continúe tocándola Mariano. Constrúyase su Domus Aurea; Rodríguez Zapatero ya la tiene.

FIRMA

Anuncios