Ministro del Interior: Matan a una niña de 7 años

Una niña de 7 años ha muerto esta madrugada en un tiroteo entre dos clanes de la droga en la barriada de las Tres Mil Viviendas de Sevilla, tras recibir un disparo que le entró por la espalda y le afectó a los pulmones y a las arterias del corazón.
Sr. Ministro del Interior: Usted se preguntará por qué me dirijo a usted en el encabezamiento de este escrito; muy sencillo, porque de una manera o de otra es usted el responsable de la seguridad de los ciudadanos españoles.

¿Dónde se ha quedado aquella tranquilidad que los ciudadanos españoles teníamos en temas de seguridad ciudadana? ¿Qué nos falta para parecernos al Bronx o Harlem?

La efectividad de nuestras Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado es sobresaliente, no gracias a usted, si no a la entrega y profesionalidad de ellos.

Sr. Ministro: ¿Sabe que en la barriada que han matado a esta niña dicen los vecinos “se compra antes un arma que una cuchara para comer”?

¿Sabe usted que es vox pópuli que los delincuentes “entran por una puerta y salen por otra”?

¿Sabe que a algunos de ellos los detienen 20 veces y en un corto período de tiempo?

¿Sabe que un 18% de españoles ha sido víctima del robo de identidad?

¿Sabe que en la última década las Fuerzas de Seguridad españolas detectaron en nuestro país a 5.409 mafias?

Eso es lo que detectaron, habrá que ver lo que no pudieron detectar.

¿Sabe lo de los secuestros exprés, sicarios, allanamientos a domicilios con moradores dentro, asaltos en autopistas?

¿Sabe que al menos 482 grupos de crimen organizado operaron en España en el 2012? Ya veremos en el 2013.

¿Sabe que están aquí, sí en España, entre todos nosotros, la mafia rusa, china, marroquí, chilena, peruana, colombiana, rumana, búlgara, nigeriana, albano-kosovar, turca y muchas más?

No es mi intención asustar a nadie, pero sobre este tema, los ciudadanos y yo, podríamos estar escribiendo durante mucho tiempo.

Sr. Fernández Díaz: Usted cobra el sueldo de Ministro de Interior. Si desconoce lo anteriormente expuesto, malo, y si lo sabe, ¿qué está haciendo para darle solución?

Dígale a su compañero y Ministro de Justicia, Sr. Gallardón, que tenemos en España millones de leyes que no valen para nada, y que en una sentencia las penas están para cumplirlas; si no es así, ¿para qué sirven la sentencias y las leyes?

FIRMA

Anuncios