Imbroda, Presidente de Melilla: “Yo tengo las manos limpias”

La Guardia Civil de Melilla registra las dependencias del Gobierno de la Ciudad Autónoma en la denominada “Operación Ópera”.
Ante los registros que está realizando la Guardia Civil en diversas dependencias gubernamentales e instituciones de Melilla (Delegación del Gobierno central, dependencias del Gobierno de la Ciudad Autónoma, Consejería de Economía y Hacienda, Consejería de Fomento, Empresa Municipal de la Vivienda y Palacio de la Asamblea) por el momento, por orden del Juzgado de Instrucción número 4 de Melilla, nuestro partido, Democracia y Libertad Popular (DLP) muestra todo su apoyo al honroso cuerpo de la Benemérita así como a los Jueces Independientes que hay en España.

Para DLP la lucha contra la corrupción es de máxima prioridad, y es por donde hay que comenzar para que realmente se pueda producir una regeneración de la democracia en España, limpiando todas las instituciones de podredumbre y haciendo que el esplendor y la transparencia llegue a todos los rincones de las Administraciones Públicas.

A los ciudadanos ya no les vale el silencio como respuesta, el “yo no he sido”, el “tú más” o el “por favor, afórame”.

El Partido Popular de Melilla guarda un completo silencio respecto a lo que está sucediendo en las sedes del Gobierno que lo sustenta, y el Partido Popular Nacional está desaparecido de todos los acontecimientos nacionales.

El Presidente de la Ciudad Autónoma de Melilla, Juan José Imbroda, ante los periodistas, sin que ninguno le preguntara, ha dicho: “Yo tengo las manos limpias”. Teniendo presente que el juez es quien tiene que dictar sentencia tras la investigación, estudio y análisis de toda la documentación y pruebas recabadas por la Guardia Civil en este caso, lo que sí es manifiesto que tales declaraciones del presidente de Melilla inducen a pensar “excusatio non petita, acusatio manifesta” (excusa no pedida, acusación manifiesta).

A España, entre los unos y los otros, la están convirtiendo en un circo. La corrupción nos arruina a todos. ¿Seremos capaces de convertirla en un gran Estado y una gran Nación? Una de las máximas de DLP es “corrupciones, ni una”.

¡Griñán aforado, Griñán Senador! El Senado no se puede convertir en una cueva de aforados. Los países escandinavos no tienen Senado y funcionan de maravilla. Alemania y Gran Bretaña no tienen aforados. En España se calcula que hay unos 10.000. DLP con la ayuda de los ciudadanos eliminará el Senado y el aforamiento.

Esperemos a ver cómo transcurre la investigación judicial de la “Operación Ópera” en Melilla.

FIRMA

Anuncios